MetroDELEGADOS
Portada del sitio > Central > Jaque al rey
  secciones

• Campaña AGTSyP - Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro

Escribinos a:
Comisión de prensa
Comisión de cultura
Red de soluciones

Deja tu opinion:
Foro de debates
Lista Somos del subte

Visita los blogs de las lineas:


Blog Linea B













Descarga el Anteproyecto de Convenio!
Descarga el Anteproyecto elaborado por los trabajadores del subte, los delegados y el TEL


BUSCAMOS A JULIO

JORGE JULIO LOPEZ

Cualquier información, comunicarse a:
0-800-333-5502 o al 911


Visitas en linea:

Jueves 27 de enero de 2011, por Prensa del Subte [ VdL ]
Jaque al rey
Analisis

En uno de los juegos de estrategia más antiguos de la humanidad, el ajedrez, reside la explicación de todos estos eventos que han venido sucediendo durante estos últimos años en el Subte. Pero el trasfondo es aun más intrincado, dado que tiene que ver el estado político con que se manejan ciertas cuestiones y sus efectos en el ánimo de nuestros trabajadores subterráneos.

De un lado del tablero un jugador al que vamos a llamar “burocracia” conformado por un grupo grandilocuente y poderoso: la Empresa, y el viejo gremio de los trabajadores del Subte la UTA (que todavía sigue manteniendo hegemonía en sus decisiones). En frente de ellos los trabajadores, algunos partidos políticos, los caudillos y delegados a los que vamos a llamar “las bases”.

La clara situación que define a unos y otros no seria tal sin un espectador que inclina la balanza de acuerdo a un contexto político externo, con el que se favorecerían grandes figuras del espectro nacional, pero que dependen de las idas y vueltas de los “carritos subterráneos”. Este “veedor” es el Gobierno, representado por el Ministerio de Trabajo y el de Transporte; el otro personaje es “usted”, pero no voy a decirle todavía el lugar que ocupa sino hasta que concluya este análisis.

El tiempo de juego desde su inicio hasta su final no tiene una fecha exacta, pero vamos a pensar en algunos años atrás cuando la burocracia-UTA, cansada de que las bases molesten sus intereses económicos, comienzan el partido con su primera movida, “la persecución a cara descubierta” de los representantes de los trabajadores-base. En aquel momento los delegados-base recibieron una nota en la que se les informaba sobre un “juicio ético” por faltas disciplinarias, pero era solo por representar a sus compañeros que se los juzgaba.

Por otro lado la misma burocracia-Empresa hostigaba a con sus alfiles negros a los delegados y los llevaba a una presión tal que no presentaba antecedentes inmediatos, no cobraban el sueldo mensual aunque asistieran de forma perfecta a sus lugares de trabajo. Le tocaba mover a las bases, e hicieron su mejor movimiento: caudillos y delegados, apoyados por partidos políticos, iniciaron el plebiscito que ponía de manifiesto cuanta fuerza había entre unos y otros. No vamos a hablar de las escaramuzas, es decir los grupetes mafiosos del viejo sindicalismo que trataron de impedir el movimiento de los principales actores de este juego.

Por un abrumador porcentaje mayor al 95% las bases eligieron ser libres para elegir a sus representes y su propio Sindicato. El próximo movimiento se jugo afuera del Subte, más precisamente en el Partido de Moreno, en el comedor de la expareja de Néstor Segovia, en ese momento el espectador omnipresente “el gobierno” inclinaba la balanza y no era para el lado de las bases. Pero este osado movimiento derivó en una jugada importante de los delegados que con la presencia de todo el conjunto de jugadores en el edificio Icono de la Democracia, el Congreso Nacional, lloraban ante las cámaras ganando la adhesión de la sociedad.

Esas cosas no se perdonan y como el juego continúa la burocracia movió muchas mas piezas de las que tenemos en cuenta, avanzado el tiempo llega el momento de las paritarias y de sentarse a discutir los salarios de los trabajadores. El mismo planteo, los mismos actores pero una necesidad que persiste en el tiempo, el sueldo; así las bases movieron con cierta mesura, y la burocracia ganó terreno, ante la necesidad de una firma, pero además una distracción maestra “los juicios por protesta”.

Me detengo un poco ahí, y es por la imperiosa necesidad de mostrar este matiz, el juicio de un dirigente sindical, no tiene ningún valor en si mismo si no por lo que representa, pero todo esto lo explica con claridad una frase acuñada antaño por los trabajadores del Subte: “tocan a uno, tocan a todos”. Es de suma importancia que ninguno de los luchadores de base sea juzgado por un reclamo laboral, pues eso derivaría en un permiso de juicio sin coto a la burocracia empresarial, algo nefasto.

Este intrincado juego derivó en otro jaque, esta vez el de la burocracia. Una línea ínfima separa a uno de otros, y esa línea es presionada constantemente; de un lado de esa línea están los alfiles negros de la burocracia, los que juegan y comen de verdad y del otro lado los alfiles blancos de las bases, los representantes de mayor peso. El jaque de este juego es precisamente esta situación, los alfiles blancos están presionados desde abajo por los mimos compañeros, que sienten la necesidad de que su derecho a un sueldo digno se respete.

Desde esta perspectiva un paro seria muy viable y casi incontenible, pero los alfiles tienen otra presión y esta en frente, todas las fichas negras están encima, y prontas a cerrar todas los canales de negociación por los que se obtuvieron algunos alivios en el juego. Sin embargo esto fue objeto de muchos análisis antes del presente y es el protagonismo de los elegidos “caudillos”, esas caballerías que tienen la capacidad de saltar más de un obstáculo a la vez, y ahí está el punto neurálgico de este juego. Lea atentamente y piense cual es su rol en esta aventura, y verá que el tablero en si, es toda la sociedad inamovible e inevitable, una sociedad que también puede inclinar la balaza del juego.

Varón de Lis/ Secretaría de Prensa/ Agtsyp



||

Metrodelegados Web