MetroDELEGADOS
Portada del sitio > En los medios > Se vende Metro de segunda mano
  secciones

• Campaña AGTSyP - Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro

Escribinos a:
Comisión de prensa
Comisión de cultura
Red de soluciones

Deja tu opinion:
Foro de debates
Lista Somos del subte

Visita los blogs de las lineas:


Blog Linea B













Descarga el Anteproyecto de Convenio!
Descarga el Anteproyecto elaborado por los trabajadores del subte, los delegados y el TEL


BUSCAMOS A JULIO

JORGE JULIO LOPEZ

Cualquier información, comunicarse a:
0-800-333-5502 o al 911


Visitas en linea:

Lunes 30 de abril de 2012, por Prensa del Subte [ NCF ]
Elmundo.es
Se vende Metro de segunda mano
Francisco Álvarez | Valencia Actualizado domingo 22/04/2012

Iberoamérica podría ser el destino de estos convoys, que datan de 1995 Metro Madrid ya vendió 4 en 2011 al Metro de Buenos Aires por 4,2 millones Otras 37 unidades, gemelas a las del accidente de 2006, siguen sin comprador El periodo de vida útil de estos trenes es de, aproximadamente, 30 años

Las últimas unidades de Metro de la serie 3.900 dejarán de recorrer el subsuelo de Valencia el próximo otoño tras más de 15 años en servicio. Sin embargo, no se convertirán en chatarra ni irán a parar a ningún desguace. Al menos por el momento. Los 18 trenes diseñados por Alstom encomiendan su futuro al mercado de ocasión. Están en venta. Su probable destino: Iberoamérica.

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), la empresa pública que gestiona Metrovalencia, busca comprador a fin de amortizar aún más la adquisición de estas unidades, que comenzaron a operar tras la apertura de la Línea 3 del suburbano, en 1995. Cada una de ellas costaron alrededor de 6 millones de euros.

Aunque no han agotado ni mucho menos su vida útil, estimada en cerca de 30 años, la dirección de Ferrocarrils ha optado por retirarlas progresivamente de la circulación tras haber recibido material móvil más avanzado. En concreto, 18 convoys de la serie 4.300 construida por Vossloh. Ahorro económico

Con este relevo generacional, FGV pretende ahorrarse el mantenimiento específico al que se ha de someter cada una de las unidades antiguas tras 15 años en funcionamiento. Una intervención exhaustiva cuyo coste no compensa asumir al disponer ya de unidades de recambio, apuntan desde la empresa pública valenciana.

De hecho, y aunque el proceso de reemplazo se prolongará hasta el próximo otoño, Ferrocarrils ya está sondeando el mercado para tratar de colocar estos trenes en países emergentes. Y la región de America Latina se erige en la opción más plausible.

No sería la primera operación que finaliza con éxito. Metro Madrid cerró recientemente la venta de cuatro trenes y 24 coches del modelo 5.000 al Subte de Buenos Aires por un total 4,2 millones de euros.

En Valencia se rehúsa hablar todavía de cifras, aunque FGV confía en obtener varios millones de euros tras efectuar los primeros tanteos. Aún así, desde FGV advierten de que, en el mercado de ocasión, el importe final del traspaso puede oscilar considerablemente. Depende en gran medida de quién asuma la adaptación del material móvil a las condiciones de circulación y características propias de la ciudad de destino.

El contrato de Metro Madrid con el suburbano bonaerense incluye la revisión y mantenimiento de los trenes, así como su adecuación a las exigencias de la red argentina: desde la rectificación del ancho de la vía a la modificación de la toma de corriente, pasando por la renovación de su aspecto exterior. Del total percibido por la Comunidad de Madrid por esta operación, 1,3 millones corresponden precisamente a este concepto de asistencia técnica. Unidades sin salida

La venta de unidades de segunda mano es relativamente frecuente en el ámbito ferroviario, aunque estos negocios no siempre fructifican. Un total de 37 convoys de la serie 3.700 de Metrovalencia, idénticos al que descarriló en el accidente que costó la vida a 43 pasajeros en julio de 2006, continúan a la espera de comprador. Y éste no llega.

Vossloh los adquirió en 2010 con el objetivo de buscarles una salida comercial tras sellar un acuerdo con la Generalitat para construir 62 unidades de última generación por un valor aproximado a los 485 millones de euros.

El fabricante alemán abonó entonces 11 millones de euros (cada unidad se valoró en 300.000 euros) por los trenes retirados, pero los contactos mantenidos con países de Iberoamerica y África no han dado resultado. Las UTA (unidades de tren articulada) permanecen a la intemperie en los talleres de FGV en la localidad valenciana de Torrent.

En apenas seis años, Ferrocarrils ha renovado por completo su parque móvil. El proceso finalizará con la incorporación de los últimos 18 trenes de la serie 4.300 en el segundo semestre del año. En total, 58 darán servicio en las líneas 1, 3 y 5. Los más antiguos datarán de 2007. Podrán operar durante los próximos 30 años.


Ver en línea : Elmundo.es


||

Metrodelegados Web

Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters