MetroDELEGADOS
Portada del sitio > En los medios > En la línea H, la más nueva, ya no funcionan las escaleras mecánicas
  secciones

• Campaña AGTSyP - Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro

Escribinos a:
Comisión de prensa
Comisión de cultura
Red de soluciones

Deja tu opinion:
Foro de debates
Lista Somos del subte

Visita los blogs de las lineas:


Blog Linea B













Descarga el Anteproyecto de Convenio!
Descarga el Anteproyecto elaborado por los trabajadores del subte, los delegados y el TEL


BUSCAMOS A JULIO

JORGE JULIO LOPEZ

Cualquier información, comunicarse a:
0-800-333-5502 o al 911


Visitas en linea:

Lunes 23 de julio de 2012, por Prensa del Subte [ER]
Tiempo Argentino
En la línea H, la más nueva, ya no funcionan las escaleras mecánicas
El mes que viene se inauguraría Hospitales, la octava estación, pero según el gremio AGTSyP no hay trenes suficientes para ponerla en marcha

Fue inaugurada por Mauricio Macri en 2007 como un ejemplo de accesibilidad para personas con discapacidad, pero la mayoría de los ascensores están rotos. Los trabajadores denuncian que no hay mantenimiento y falta stock.

Por: Candelaria Schamun

Gabriel Sánchez tiene 46 años y vive en Parque Patricios. Todos los días se toma el subte en la estación Caseros de la línea H y se baja en Corrientes. En junio, lo operaron del corazón: le pusieron dos by-pass. "Por mi problema cardíaco, me agito y tengo que caminar despacio. Pero la mayoría de las escaleras mecánicas y los ascensores de la H están rotos. En las escaleras hay cartelitos que dicen ’en reparación’. Algunos usuarios cansados escribieron con fibrón indeleble ’hace seis meses’ o ’hasta cuándo’. La única alternativa que tengo es subir lento", explica Gabriel a Tiempo Argentino.

La línea H fue inaugurada el 18 de junio de 2007. El gobierno porteño la presentó como un ejemplo de accesibilidad para personas con discapacidad, pero cinco años después, el deterioro es evidente. La estación más abandonada es Humberto Primo. Allí no funcionan ni las escaleras mecánicas ni los ascensores, y los baños para discapacitados están clausurados. Pasa algo similar en la estación Venezuela, en el andén en dirección a Parque Patricios, donde las escaleras y los ascensores están rotos. En la estación Once, lo mismo. Pero ese no es el único problema de la línea: los trenes sufren problemas de mantenimiento, en muchos casos por falta de stock, lo que puede poner en riesgo a los pasajeros y a los trabajadores del subte.

La H es la línea más profunda de todas. Está a unos 30 metros bajo tierra. Entonces, si los ascensores y las escaleras no funcionan, el problema en términos de accesibilidad es mucho mayor."Esto ocurre por la falta de inversión de Metrovías. Además, le deben dinero a la empresa tercerizada que se encarga de arreglar las escaleras y los ascensores, y entonces no mandan a los técnicos. Pasan los meses y las escaleras continúan sin funcionar", dice Roberto Pianelli, secretario general de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSyP).

Según fuentes de Metrovías, la empresa sufre una profunda crisis económica que comenzó con el traspaso del subterráneo al gobierno de la Ciudad, y que el jefe de gobierno porteño Mauricio Macri se empeña en rechazar. "Priorizamos el mantenimiento del material rodante. En total, Metrovías tendría que recibir 70 millones de pesos mensuales, 30 millones del gobierno nacional, y 30 millones del gobierno de la Ciudad, pero ahí está el problema, porque como medida decidieron subir la tarifa a $ 2,50 para llegar a cubrir ese dinero. Pero bajó en un 20% la cantidad de pasajeros y no llegamos a compensar el faltante", explicó a Tiempo Argentino un directivo de la empresa concesionaria del servicio.

La H tiene siete estaciones, y se anunció que durante el mes de agosto se inaugurará una más: Hospitales. Según la página web de Subterráneos Buenos Aires, esto hará que 93 mil pasajeros viajen por día en esa línea. El servicio de la H lo prestan cinco trenes de cuatro vagones cada uno, viejas formaciones marca Siemens que datan del año 1938 y provienen de la línea C.

De acuerdo con un informe de los trabajadores del subte, el material rodante de la H sufre graves irregularidades por falta de mantenimiento. Por ejemplo, los ejes y las ruedas no se cambian por falta de stock. "Las ruedas están fuera de límite. Se han cambiado tantas veces que los ejes sufren desgastes en sus extremos, y esto genera que las ruedas se aflojen", se explica en un tramo del detallado informe. Algo similar pasa con los boguies –las estructuras rodantes sobre las que van montadas los vagones–, que también son de 1938 y, en su mayor parte, fueron reparados en varias oportunidades con soldaduras dudosas. Las ollas laterales son primordiales para la suspensión, y en su interior contienen resortes que, al estar vencidos, desequilibran el vagón, permitiendo que este se mueva lateralmente. Esto es grave porque puede producir un descarrilamiento o chocar contra el andén. Tampoco se cambian los cilindros de freno, según el informe del gremio, porque no hay stock. Ernesto trabaja hace 20 años en el subte, y desde hace cinco en la línea H. Explica a este Tiempo que "trabajar en la H es recibirse de artesano. Faltan repuestos para arreglar los coches. La línea está incomunicada en un 70% porque no funciona la comunicación interna de los subtes; entonces, si hay alguna falla tiene que ir el guarda a buscar auxilio. Para Metrovías es importante que esto funcione mal, sentimos que están vaciando la empresa. No hay trenes de reserva, y si quieren inaugurar la estación Hospitales no hay suficientes coches para ponerla en funcionamiento." «

Profundidad

30 metros bajo tierra corre la línea H de subtes de Buenos Aires, la más profunda de las seis, de ahí que el problema de accesibilidad que genera la falta de escaleras y ascensores sea más grave que en las otras.

Números

  •  La línea H es la única que siempre estuvo bajo la órbita del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
  •  Tiene siete estaciones y en agosto se inauguraría una más que se llamará Hospitales, en la intersección de la Avenida Almafuerte y la calle Uspallata, en el barrio de Parque Patricios, a metros del Hospital Churruca.
  • La siguiente estación hacia el sur, cuya inauguración está prevista para septiembre de 2015, es Sáenz, que conectará con la estación terminal del ferrocarril Belgrano Sur.
  •  En la misma fecha se inaugurarían Nueva Pompeya, hacia el sur, y las estaciones Córdoba, Santa Fe, Las Heras y Plaza Francia, hacia el norte, para conectar con Retiro
  •  El material rodante data del año 1938. Se trata de viejos vagones marca Siemens que antes prestaban servicio en la línea C de subterráneos.

Ver en línea : Tiempo Argentino


||

Metrodelegados Web