MetroDELEGADOS
Portada del sitio > Prensa > LOS EMPLEADOS RECLAMARON POR LA INSTALACION DE MAQUINAS EXPENDEDORAS
  secciones

• Campaña AGTSyP - Asociación gremial de trabajadores del Subterráneo y Premetro

Escribinos a:
Comisión de prensa
Comisión de cultura
Red de soluciones

Deja tu opinion:
Foro de debates
Lista Somos del subte

Visita los blogs de las lineas:


Blog Linea B













Descarga el Anteproyecto de Convenio!
Descarga el Anteproyecto elaborado por los trabajadores del subte, los delegados y el TEL


BUSCAMOS A JULIO

JORGE JULIO LOPEZ

Cualquier información, comunicarse a:
0-800-333-5502 o al 911


Visitas en linea:

Martes 25 de enero de 2005, por Prensa del Subte [ER]
Confusión en el subte por un paro que no fue
LOS EMPLEADOS RECLAMARON POR LA INSTALACION DE MAQUINAS EXPENDEDORAS

Lo habían anunciado para las 17.30, pero al final no llegaron a concretarlo.

En varias estaciones del subte porteño se vivieron ayer unos 15 minutos de absoluta confusión: pasado el mediodía, el cuerpo de delegados había convocado a un paro total para las 17.30, en protesta por la instalación de dos máquinas expendedoras de boletos en una estación. Pero a esa hora se siguieron vendiendo boletos pese a que los empleados advertían la inminencia del paro, mientras que algunos motoristas confesaban no saber nada sobre el inicio de la huelga. Finalmente, el servicio no se interrumpió: la empresa anunció el retiro de las máquinas y los delegados levantaron la medida de fuerza.

Claudio Dellecarbonara, delegado de los trabajadores, contó a Clarín que ayer, en una reunión en el Ministerio de Trabajo pactada para discutir la paritarias, "los trabajadores anunciamos que iríamos al paro debido a que el viernes Metrovías había colocado dos máquinas expendedora de boletos en la estación Moreno de la línea C". La empresa, dicen los delegados (opositores a la conducción gremial de UTA), tiene otras ochenta máquinas listas para colocar en las estaciones.

Fue así que se anunció el paro para las 17.30. Cinco minutos antes empezó la confusión. Por ejemplo, en la estación Constitución. "Le vendo el boleto, pero mire que hay paro", advertían los empleados. Un par de policías uniformados y otros de civil se ubicaron en los molinetes. Se les sumó personal de seguridad privada. "¿Cómo hago ahora para llegar a la estación Chacarita?", les preguntaba Priciliano Río, urgido por estar a las seis en su trabajo. "Tómese un colectivo", le contestó un empleado.

En esos momentos partió hacia Retiro la formación de las 17.27. "Ese es el último coche", se anunció. Pero luego también salieron el de las 17.30, y el de las 17.34. "No compré el boleto porque dicen que hay paro, y los trenes salen", decía desconcertado Gustavo Correa. Las dos formaciones partieron casi vacías.

A las 17.40, un policía de civil informó a su gente: "Se levantó el paro". "A mí nadie me dijo nada de la huelga", le dijo a Clarín un motorista de arito en la oreja.

El paro no llegó a concretarse: desde sus celulares, los delegados —en el Ministerio de Trabajo— informaron a sus pares en las estaciones que Metrovías se había comprometido a retirar las máquinas antes del 1º de febrero.

¿Fin del conflicto? El fantasma del paro continuará hasta que no terminen las discusiones paritarias: "Pedimos una recomposición salarial del 53%", informó Dellecarbonara. La empresa, trascendió en fuentes ministeriales, habría dicho que es imposible dar un aumento, argumentando que soporta pérdidas de 17 millones de pesos al año.

El 18 y el 23 de noviembre, y el 6 y el 7 de diciembre, el servicio estuvo interrumpido por un reclamo salarial.


Ver en línea : Clarin


||

Metrodelegados Web